Una final de lanzamiento de bala con (algo) de “acento argentino”

Women SP sara gambetta

La segunda medalla de oro de estos Juegos Olímpicos de Tokio -en la mañana del domingo 1° de agosto- correspondió al lanzamiento de bala femenino y fue para la china Lijao Gongo con 20,58 metros, seguida por la estadounidense Reen Saunders con 19.79 y la neocelandesa Valerie Adams con 19.62. Esta es una verdadera leyenda de la especialidad -bicampeona olímpica y ocho veces campeona mundial- y se mantiene vigente a sus 36 años, mientras Lijao se dio el gusto de lograr el título máximo para unirlo a su medalla de plata de Londres 2012 y el bronce de Río de dos títulos mundiales.

Una de las notas salientes de esta final femenina de bla fue el octavo puesto de la alemana Sara Gambetta con un registro personal de 18.88 metros.

Nacida el 18 de febrero de 1993, GAmbetta es la hija de uno de los más destacados atletas argentinos de hace cuatro décadas, el recordado y querido “Carlitos” René Gambetta.  Entrenado por el profesor Rodolfo Barizza y representando a Ferro Carril Oeste, apareció como un dotado en varias pruebas -velocidad, alto, largo- y fue campeón sudamericano del decathlon en Santa Fe 2003, tras haberle aportado a nuestros seleccionados numerosos títulos en menores, juveniles y mayores.  Luego se integró a la Washington State University, estuvo entre los finalistas del deca del Nacional Universitario de Estados Unidos y se especializó en salto triple, prueba en la que fijó el tope nacional indoor. También se diplomó en Educación Física y desarrolló una importante trayectoria profesional en ese campo, como preparador, radicándose en  Alemania.

Su hija Sara también emergió como un gran talento para las pruebas combinadas, logrando 6.108 puntos en el heptathlon al proclamarse subcampeona europea junior en Tallin 2011 (también fue subcampeona mundial de la categoría en Moncton 2010). Pero una lesión de ligamentos en 2012 la obligó a dejar el hepta para ocncentrarse en los lanzamientos. Primero lo hizo en jabalina, donde quedó 4a. del Mundial Militar del 2015 con 50.06. Y a partir de allí se convirtió en una destacada especialista en bala, representando a Alemania en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 (17.24 en la qualy) y en los últimos dos Mundiales. Pero esta temporada del 2021 marcó su gran progreso, que incluyó parejos rendimientos cercanos a los 19 metros. Había llegado a los Juegos con una mejor marca de 18.86, el 8 de mayo en el Anfiteatro Salona, en  Split, durante la Copa Europea de lanzadores. Su campaña también incluye el 5° puesto del Europeo 2018 en Berlin con 18.13 metros. Actualmente vive en Schlitz y fue la única alemana que consiguió ubicarse en esta final olímpica de bala, mientras que ne la qualy se quedaron Christiia Schwanitz con 18.08y Katharina Maisch con 17.89.

Relacionado

Suscríbete

Recibe las novedades en tu mail al instante. Cuando hagas clic en SUSCRIBIR revisa tu correo electrónico para confirmar tu suscripción. Revísalo y confirma tu suscripción.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 613 suscriptores