REUNION FIDAL- CADA POR COVID-19

El pasado viernes 29  autoridades de la Federación Italiana de Atletismo (FIDAL)  y de la CADA, mantuvieron una teleconferencia. Por gestión del integrante de la Comisión de Montaña Trail y Ultra distancia de la CADA Manuel Mendez y de Pablo Barnes integrante de los equipos argentinos en 12 mundiales de Ultra-distancia y Trail , radicado en Italia, se concretó la misma, donde las autoridades del atletismo italiano contaron su experiencia ante los efectos del COVID-19 y el regreso a las actividades. Del encuentro participaron además de los dirigentes nombrados el Presidente de la FIDAL  Alfio Giomi, el Gerente de Planta  Gianfranco Renzulli, responsable del protocolo de reintegro a la actividad, junto a Lucas Verracina, la Dra, María Rosaria del Ärea Técnica de Salud, la Gerente del Área internacional  Roberta Russo, y el Presidente de la FIDAL Liguria, y por la CADA lo hicieron el Presidente Daniel Sotto, el Secretario de Actividades Atléticas y el responsable médico de la CADA Dr. Dario Souto. Los representantes italianos comentaron detalladamente el Protocolo que confeccionara la FIDAl en colaboración con el CONI y con la aprobación del Gobierno Italiano, para regresar a los entrenamientos atléticos. Los integrantes de la CADA en especial el Dr. Souto realizó diversas consultas sobre la aplicación de las normas y sobre las experiencias que están teniendo. Básicamente han vuelto a la práctica con una normativa muy exigente en primer lugar los atletas de representación olímpica,  luego de   representación nacional y  posteriormente el resto de los atletas federados. El retorno a los entrenamientos a la fecha es exclusivamente en espacios abiertos, la actividad en instalaciones cubiertos no se encuentra habilitada. Cuando se permitan competiciones serán con normativas especiales, que están sujetas actualmente a  consideración de la World Athletics,, en los aspectos reglamentarios. Fue una reunión muy productiva que brinda conocimiento proveniente de un país como Italia ha tenido que soportar una penosa experiencia.