Para esta semana: Borelli y Chiaraviglio

Chiaraviglio: "El atletismo me sigue motivando"

De los nueve atletas argentinos presentes en Eugene (Oregón) para el Campeonato Mundial 2022 sólo faltan entrar en acción dos: el garrochista Germán Chiaraviglio y la fondista Florencia Borelli.

            La marplatense competirá este miércoles en las series de los 5.000 metros llanos en lo que constituye su segunda intervención mundialista, tras Doha 2019, cuando quedó 12ª. en su eliminatoria con 15m.56s.49. Desde entonces, Borelli ha demostrado notables progresos en todas las distancias del mediofondo y fondo, apoderándose de las plusmarcas nacionales, incluyendo el maratón (su marca en Sevilla de febrero pasado también la clasificó para correrlo en el Mundial, aunque optó por los 5.000, prueba en la que viene de establecer el récord nacional en Manchester). Su lista de sucesos de este período también abarca el récord sudamericano de los 3.000 metros en pista.

            Ahora tendrá una nueva oportunidad de medirse con las atletas que dominan el escenario internacional, principalmente procedentes de los países africanos. Habrá un poderoso equipo etíope que incluye a Gudai Tsegay (campeona mundial indoor de 1.500 y bronce olímpico de 5.000) y Ejgayehu Taye (actual líder de la lista mundial 2022 con 14m12s98 logrados el 28 de mayo en Eugene), mientras que por Kenia lidera la subcampeona mundial del 2019, Margaret Kipekmboi, y todavía hay dudas sobre la gran figura del fondismo, la holandesa Sifan Hassan.

            El más experimentado en la delegación argentina, Germán Chiaraviglio, participará el viernes 22 en la clasificación del salto con garrocha. Será su cuarta participación mundialista y un retorno a los primeros escenarios, después que el Covid lo dejara afuera –pocos días antes de la gran cita- en los Juegos Olímpicos de Tokio. Germán debutó como mundialista de mayores en Osaka 2007 con 5,55 m. en la clasificación. Tras un largo período marcado por las lesiones, pudo retornar en Beijing 2015 para concretar su mejor performance: accedió a la final donde terminó 9° con 5,65 m., el mismo año en que lo hicieron Braian Toledo en jabalina y Germán Lauro en bala. Chiaraviglio también participó en Londres 2017 con 5,45 m en la clasificación.

            Ahora estará en uno de los concursos más atractivos del atletismo moderno con la presencia de ese fenómeno llamado Armand Duplantis, sueco pero oriundo de Louisiana, EE.UU., que ha llevado el récord mundial a los 6,20 metros y que cuenta con la corona olímpica de Tokio como principal lauro. A falta de Sam Kendricks –campeón mundial 2017 y 2019, recuperándose de una operación de rodilla- Estados Unidos cuenta con otro super garrochista como el subcampeón olímpico Chris Nielsen, que ha logrado 6.05 m. en indoors. Y también estará el recordman sudamericano Thiago Braz da Silva, de Brasil, quien ha demostrado su jerarquía en las altas competiciones con sus medallas olímpicas (oro en Rio 2016, bronce en Tokio 2021).

Relacionado