OROS PARA CASETTA Y CHIARAVIGLIO: EXCEPCIONAL ODESUR DEL ATLETISMO ARGENTINO

Si las jornadas anteriores fueron para la generación emergente, la de este cierre del atletismo en los Odesur de Asunción -este sábado 15 de octubre- dos de los ya experimentados y consagrados como Germán Pablo Chiaraviglio y Belén Adaluz Casetta completaron el ciclo dorado de la Selección Argentina, al ganar el salto con garrocha y los 3.000 metros con obstáculos respectivamente.

De este modo, la Argentina totalizó 9 títulos, 4 medallas de plata y 2 de bronce para ocupar el segundo lugar en el «medallero» detrás de la gran potencia regional, Brasil. Es, indudablemente, la mejor performance colectiva de nuestras selecciones en un largo período, medio siglo, considerando las competencias de adultos (Campeonatos Sudamericanos / Juegos Odesur con el actual formato).

A sus 35 años, Chiaraviglio sigue aportando su calidad a la Selección y ahora se elevó hasta 5,45 metros para quedarse con el oro, aventajando por 10 cm. al ecuatoriano Dyander Pacho. El brasileño Augusto Dutra da Silva de Oliveira, que aparecía como el favorito, tuvo que conformarse con la medalla de bronce con 5.30 m., la misma marca que el juvenil ecuatoriano Austin Ramos.

Entre los numerosos títulos que Germán ha conseguido a lo largo de su notable campaña, se incluía el Odesur del 2016 en Buenos Aires (u23) con 5.65 m. Luego fue subcampeón en 2014 con 5.35 y 2018 con 5.40.

En una mañana tórrida y húmeda en la pista sintética de la capital paraguaya, los 3.000 con obstáculos fueron una prueba táctica, resuelta por la recordwoman argentina Belén Casetta en 10m.23s.28, seguida por la brasileña Mirelle Leite da Silva (10:25.58) y la colombiana Stefany Paola López (10:26.82). Carolina Lozano terminó quinta con 10m52s98. Y momentos después, en plena celebración del triunfo, Casetta comunicó otra feliz noticia: se encuentra en su tercer mes de embarazo -ahora tendrá que hacer pausa en entrenamientos y competencia- y será mamá.

Otros argentinos que participaron en este último día fueron Pedro Gómez (5° del maratón con 2h30m33s, Diego Lacamoire (7° en los 800 llanos con 1m52s44), Martina Escudero (5a. en la misma prueba, pero en damas con 2m10s42) y Juan Solito (5° en disco con 55.26). Esta fue una de las competencias de más alto nivel, con la presencia de los tres mejores del historial sudamericano y triunfo del chileno Claudio Romero con 64.99, nuevo récord de los Juegos.

A pesar de no presentar relevos en estos Juegos, la Argentina sumó 9 medallas de oro, 4 de plata y 2 de bronce. Desde que los Juegos Odesur tienen el actual formato para el atletismo -categoría mayores y la presencia de todos los países de la región- no se había registrado una actuación así. En Santiago de Chile (2014) nuestro atletismo logró 2 de oro, 5 de plata y 7 de bronce. Y en Cochabamba 2018 fueron 4, 1, y 7 respectivamente.

Brasil terminó nuevamente al tope del medallero (14-13-15).

Y si consideramos los Sudamericanos de Mayores hay que remontarse a las décadas del 70 y 80 -cuando aún Colombia no era la segunda potencia regional- para recordar actuaciones de este tipo. En el Sudamericano de Lima 71 (la última vez que la Argentina logró un título colectivo, aquella vez en damas) de logró un total de 8-6-8. Los mejores Campeonatos Sudamericanos de la década siguiente se dieron en Santiago 1985 (7-7-5) y Sao Paulo 1987 (8-7-9).

Ahora, se consiguieron 9 títulos, con las sobresalientes performances de los nuevos astros del sprint Franco Florio (100 metros) y Elián Larregina (400), junto a los espectaculares dobletes en mediofondo de Fede Bruno (1.500/5.000) y Fedra Aldana Luna (las mismas pruebas), agregando a Florencia Borelli en 10 mil y los triunfadores de este sábado. Junto a ellos, el juvenil Bruno De Genaro en 400 vallas, la velocista Florencia Lamboglia con la sorpresa del 2° lugar en 100 llanos, Mariana Borelli en 1500 y Daiana Ocampo en 10 mil llegaron a las medallas de plata, completando Nazareno Sasia en bala y Joaquín Gómez en martillo con sus bronces, y otras actuaciones relevantes, como la de Micaela Levaggi en los 5.000.

Por marcas, clasificaciones, el resurgimiento de nuestros sprinters y, sobre todo, por el fervor y la entrega de todo el equipo, Asunción 2022/Odesur será un capítulo inolvidable para la historia del atletismo nacional.

Relacionado