Los fondistas, en movimiento

«Tenemos una excelente generación de fondistas y esperamos que, una vez que pase este drama de la pandemia y se reanude la actividad, puedan participar en los eventos internacionales y llegar lo mejor posible a los Juegos Olímpicos de Tokio», expresó Leonardo Malgor, responsable del área de fondo de la CADA. La novedad en el sector es que la mayoría de los integrantes de la elite del atletismo de fondo argentino ya pudieron retornar a sus entrenamientos.

Tres maratonistas tienen marcas mínimas para asistir a los Juegos en 2021 -el maratón se hará en Sapporo- mientras que otros atletas buscarán su clasificación. Entre ellos, una de las grandes figuras argentinas de los últimos tiempos, Belén Casetta, recordwoman sudamericana y medallista panamericana de los 3.000 metros con obstáculos. «Belén está ahora realizando un ciclo de preparación en la altura en Tafí del Valle, Tucumán, un lugar con un clima y condiciones geográficas ideales, realmente un hallazgo», comentó Malgor.

En Mar del Plata, progresivamente, está volviendo la actividad de entrenamientos en pista, y lo están haciendo destacados valores como las hermanas Florencia y Mariana Borelli, y el ascendente mediofondista Diego Lacamoire.

Los maratonistas argentinos con mínima olímpica –Joaquín Arbe y Eulalio Muñoz– vienen entrenando fuerte en su terruño de Esquel, Chubut, pese a las nevadas de las últimas semanas. La otra atleta con marca -lograda en febrero pasado con su récord nacional en Sevilla- es Marcela Cristina Gómez, quien sigue su preparación en Parana, Brasil, donde reside. Y también pudo volver a entrenar en Pilar la campeona nacional y sudamericana del maratón Daiana Ocampo.

La intención de la CADA es que, una vez que se reanuden las competencias internacionales, este grupo de atletas tenga la oportunidad de asistir y buscar tanto la marca como al mejor forma técnica de cara al gran sueño olímpico.

FOTO: Belén Casetta y Leo Malgor en Kenia, a principios de temporada.

Relacionado