Larregina (45.42 en 400) y Layoy, en el día 2 de Budapest

Mientras el flamante campeón sudamericano de salto en alto Carlos Layoy no pudo superar su altura inicial de 2.14, durante la fase clasificatoria, Elián Larregina estuvo cerca de su récord nacional de los 400 metros llanos, aunque sin poder acceder a semifinales. Sucedió en la mañana de este domingo 20 de agosto en el Estadio de Budapest, al iniciarse el segundo día de competencias del Campeonato Mundial.

            Para Larregina –reciente subcampeón sudamericano- era su debut absoluto en este nivel. Y se convirtió en el primer argentino en clasificar para un Mundial en una de las pruebas más exigentes de la programación. Su marca de 45.42 en la segunda serie –donde llegó 5°- lo dejó cerca del récord argentino que venía de establecer hace pocas semanas en Koortrijk (Bélgica) con 45.34.

            Tuvo así la oportunidad de competir junto a los mejores especialistas del mundo. Su serie fue ganada nada menos que por el recordman mundial y campeón olímpico de Rio 2016, el sudafricano Wayde van Niekerk, quien marcó 44.57,s eguido por otro de los favoritos, el británico Mathew Hudson-Smith (44.69). El tercer puesto fue para Liemarvin Bonevacia, un heerlandés procedente de las Antillas, quien marcó 44.78, quedando cuarto Busan Kebintashipi, de Botswana, con 44.80. También en esta serie estuvo el recordman sudamericano –y subcampeón olímpico en Tokio- el colombiano Anthony Zambrano, quien había marcado 44.92 para el quinto puesto, pero fue descalificado por invasión de andarivel.

            La marca de corte para acceder a semifinales estuvo en los 45.24. En total, 17 velocistas bajaron de 45 segundos, algo inusual para un primer turno. El mejor tiempo correspondió al noruego Havard Bentdal Invaldsen, cuyos 44.39 representan el nuevo récord de su país. Los 44.57 de van Niekerk fueron la segunda marca y la tercera, los 44.65 de Steve Gardiner (Bahamas), campeón olímpico.

            En salto en alto, Layoy estaba incluido en el grupo B, pero marcó nulo sus intentos de 2.14. La marca de corte era 2.28, que fue superada por todos los favoritos, incluyendo a los campeones olímpicos Mutaz Essa Barshim (Qatar) y Gianmarco Tamberi (Italia), protagonistas de la épica final de Tokio. También con esa altura pasaron nombres como el estadounidense JaVaughn Harrison, el nipón Ryoichi Akamatsu y el coreano Sangyeok Woo.

            Ocho de los diez atletas argentinos que llegaron a este Mundial ya concluyeron su participación. Restan las presentaciones de Germán Chiaraviglio en salto con garrocha y Joaquín Arbe en el maratón.