Jornada inaugural en el Mundial en Eugene

Cuatro argentinos entran en acción este viernes 15 de julio, al inaugurarse el Campeonato Mundial en el estadio Hayward Field de Eugene, Oregon (EE.UU.): Juan Manuel Cano participa en la marcha de 20 kilómetros, los lanzadores Juan Ignacio Carballo (bala) y Joaquín Gómez (martillo) y el saltarín Carlos Layoy (alto) participan en sus clasificaciones.

El análisis por el primer día

La velocista Allyson Felix, leyenda del atletismo estadounidense, se despedirá de las pistas frente a su público este viernes en la carrera de relevos 4×400 metros mixtos, uno de los puntos álgidos de la jornada inaugural del Mundial de Eugene (Oregón).

Además del emotivo adiós a Felix, los relevos 4×400 metros mixtos podrían también estrenar los triunfos de Estados Unidos en el primer Campeonato del Mundo de atletismo que hospeda en la historia.
Tras fallar en la clasificación para los 400 metros, Felix fue elegida para los relevos para que pueda cerrar con broche de oro y ante sus aficionados una excepcional carrera que incluye 11 medallas olímpicos (7 oros), récord en el atletismo femenino.
En su trayectoria en los Mundiales, Felix llegará a su décima participación y podrá ampliar su también inigualable registro de 18 medallas en el Hayward Field de Eugene.
En Doha-2019, la californiana ya fue parte de la victoria estadounidense en la primera aparición en el programa de los relevos mixtos.
De 36 años, Felix hace tiempo que perfila su nueva vida fuera de las pistas con proyectos para apoyar a las atletas que, como ella, compaginan sus carreras deportivas con la maternidad.

Después de que algunos velocistas peleen en la ronda preliminar de la mañana, la prueba de 100 metros masculinos celebrará sus series en la tarde con muchos focos puestos en el estado físico del italiano Marcell Jacobs, el sorprendente campeón en Tokio-2020.
Jacobs, nacido en la ciudad estadounidense de El Paso (Texas), mantuvo la senda del triunfo en marzo en los 60m del Mundial de sala de Belgrado pero en los 100m no ha podido probarse en ninguna competencia internacional.
A finales de junio se retiró de la reunión de Liga de Diamante de Estocolmo por unas molestias en el glúteo, que se suman a otra lesión en un muslo en las últimas semanas.
Jacobs, de 27 años, se quedó sin el rodaje deseado a solo dos semanas de enfrentarse a rivales temibles como Fred Kerley, plata en Tokio, que viene de deslumbrar en el campeonato estadounidense de junio con un tiempo de 9.76 en semifinales.
El miércoles, la federación italiana confirmó que su estrella estará en la línea de salida en Eugene y su entrenador Paolo Camossi aseguró que sus problemas físicos «se han resuelto».

El Mundial vivirá sus primeras finales con las carreras de 20 kilómetros marcha femeninos y masculinos, donde España y varios países latinoamericanos guardan esperanzas de cazar medallas.
Al primer podio del Mundial subirán las mejores de la carrera femenina, donde la española María Pérez quiere escalar el peldaño decisivo después de concluir en el cuarto lugar de los Juegos de Tokio-2020.
La italiana Antonella Palmisano y la colombiana Sandra Arenas, ganadoras del oro y plata olímpicos, estarán ausentes de Eugene, abriendo aún más la competencia a marchistas latinoamericanas como la mexicana Alegna González (quinta en Tokio-2020), la peruana Kimberly García o la ecuatoriana Glenda Morejón.
En la carrera masculina, el español Álvaro Martín tratará también de resarcirse de su cuarto lugar en los Juegos aprovechando la ausencia del ganador, el italiano Massimo Stano, que se apuntó a los 35 km.
El también español Diego García Carrera, sexto en Tokio-2020, el colombiano Eider Arévalo, campeón mundial en Londres-2017, y el ecuatoriano Brian Pintado pugnarán también por dar el golpe en la jornada inaugural mundialista.

Relacionado