Gran actuación argentina en el u18 de Sao Paulo

(foto A.Carril, por Wagner Carmo/CBAT)

El equipo argentino acumuló 8 medallas de oro, 6 de plata y 6 de bronce para terminar en el segundo puesto -detrás del local (13-17-11)- en la 26a. edición del Campeonato Sudamericano u18, realizado entre el 9 y 11 de septiembre en el Centro Olímpico de Entrenamiento e Investigación, en Sao Paulo. Esta constituye la mejor actuación de la Argentina en las últimas décadas en este evento, que sirve como plataforma de lanzamiento para las promesas de nuestro deporte.

La Argentina había quedado segunda en el medallero, por última vez, en 2008, mientras que cuatro años más tarde, como local, fue 2a. en el puntaje.

En la clasificación general por puntos, Brasil acumuló 347 y Argentina 190 para obtener el subcampeonato, con Ecuador tercero con 145. Además, Argentina fue subcampeona en damas (120 puntos, ganó Brasil con 183) en tanto que entre los varones el equipo local sumó 164, seguido por Chile con 74 y la Argentina con 70.

En la jornada de este domingo 11, desarrollada en turno matutino, la Argentina sumó tres nuevas medallas de oro. Una le correspondió a Renata Godoy, procedente de Tierra del Fuego, quien mantuvo el título logrado en la temporada anterior en Encarnación y llevó su marca personal a 5.328 puntos. Esta también constituye el nuevo récord de los Campeonatos, superando los 5.090 que otra argentina, Leonela Graciano, había logrado hace una década. Godoy quedó delante de la colombiana Yulia Martínez (4.943) y la brasileña Isabel Beatriz Teixeira (4.687). La otra representante local, Julia Marconato Leite, se perfila como candidata al podio, pero quedó sin chances con sus nulos en jabalina, terminando cuarta con 4.672.

Otro celebrado triunfo se dio en los 800 metros femeninos, a cargo de una atleta surgida de la «cantera marplatense» que dirige Leonardo Malgor -y que tantos triunfos viene brindando en la categoría superior del mediofondo y fondo: Juana Zuberbuhler. Su ansiedad le impidió un mejor rendimiento en 1.500, pero ahora se desquitó con una excelente actuación para ganar en 2m.12s.81, delante de la venezolana Raymari Albornoz (2h13s44) y la ecuatoriana Pamela Barreto (2m.13s49). Zuberbuhler se convierte así en la sexta argentina del historial en obtener esta prueba en el Sudamericano de Menores en una lista que iniciara la rosarina Marcela López Espinosa (1977 y 1978) para continuar dos bonaerenses (Natalia Siviero y María Galante que compartieron título en 2002), la pampeana Rocío Sueldo en 2006 y la mendocina -hoy especialista en pruebas de montaña- Ana Ailín Funes en 2010.

Y otro atleta marplatense dio la nota con su victoria en salto con garrocha: Agustín Carril. Fue en un intenso duelo con el local Pedro Henrique dos Santos Aparecido, en el que ambos pasaron los 4.55 en primer intento, fallando 5 cm. más arriba. La definición se dio antes ya que Carril había saltado 4.50 (lo hizo en tercer intento), en tanto el brasileño rehusó esa altura y fue a la superior, tras marcar 4.45 momentos antes.

Carril le devuelve así a la Argentina el título en una prueba donde nuestro atletismo tiene una importante tradición, que incluye ocho triunfos anteriores en el Sudamericano de Menores. Los primeros fueron de Daniel Mazzuco (1975), Adolfo Trucco (1978), Martín Bossio (1984), Diego Vázquez (1986) y Cristian Aguirre (1994). En 2002 y 2004 venció el más notable de los garrochistas de nuestro historial, Germán Chiaraviglio, quien además fijó el récord de los campeonatos con 5.20 en Guayaquil. Y el ciclo siguió cuatro años atrás con Pablo Zaffaroni. El historial de garrocha en este evento también incluye el triunfo, en 2010, del luego campeón olímpico, el brasileño Thiago Braz da Silva.

La otra medalla argentina de esta jornada se dio en la posta mixta de 8×300, donde ganó Brasl con 5m01s74 y nuestra formación ocupó el segundo lugar con 5m05s98. Los integrantes fueron Juana Zuberbuhler, Renata Godoy, Angela Almada, Hellen Bernard Stilling, Agustín Coronel, Ignacio Cabrera, Matías Castro y Nicolás Patiño. Y en el caso de Hellen le sirvió para consolidarse como otra de las puntales de la formación nacional, ya que había logrado la medalla de plata -y el récord nacional- en los 100 metros con vallas, además de medallas de bronce en 400 vallas y el relevo corto.

En los 800 metros llanos, Sebastián de Zan terminó 5° con 1m55s06 y allí el vencedor fue el chileno Klaus Scholz con 1m52s64, delante de la dupla local. Fueron premiados por el ex recordman mundial de la distancia y actual presidente de World Athletics, el británico Sebastian Coe, y la ex campeona olímpica del salto en largo, la brasileña Maurren Higa Maggi. Y en los 3000 metros llanos que vio a los siete primeros por debajo de los 9 minutos con triunfo para el peruano Luis Chávez (8m38s09), Máximo Bautista Andino quedó 6° con 8m46s.72.

Al culminar el torneo, todos los integrantes del equipo argentino se unieron para un mensaje de solidaridad a Tomás Mondino, gran figura del plantel, quien sufrió una lesión en la muñeca. Al igual que en Encarnación 2021, Mondino conquistó el doblete del sprint (100-200), en un ciclo dorado que acompañaron Anelis Korniejczuk en lanzamiento de jabalina, Giuliana Baigorria en martillo y Carolina Scarponi. Estos y otros nombres de un gran equipo, que alienta el futuro del atletismo nacional para las próximas temporadas.

Relacionado