Federico Bruno y toda su confianza para la temporada

Por Marcos González Cezer /Agencia Télam

El atleta entrerriano Federico Bruno, quien logró un nuevo récord sudamericano y argentino en 1.500 metros llanos bajo techo y se clasificó al Mundial indoor de Belgrado, del mes próximo, fijó como nueva meta lograr la marca mínima exigida para el torneo ecuménico de Oregon. Estados Unidos, al aire libre, de julio.

Me veo capaz de hacer la mínima para el Mundial de Oregón, que es mi primer objetivo y el segundo, intentar el récord sudamericano. Por como comencé el año, es factible”, manifestó Bruno en declaraciones a Télam desde España.

La marca mínima exigida por la World Athletics para el Mundial al aire libre de Oregón es de 3m35s0/00.

“Estoy haciendo bien el trabajo de base. Estoy en el mejor estado y eso significa que va a haber un buen año. La pista cubierta no es la prioridad del año pero salió mejor de lo que pensamos”, destacó.

Y explicó: “Vamos a preparar bien el Mundial e intentar mejorar marcas. Soy consciente de que las carreras son estratégicas para pasar a la final. Pero voy a tomar la eliminatoria como la final. Correré con ese pensamiento y si paso a la final, es un regalo. El objetivo va a ser plantear bien el  Mundial”.

Bruno estableció el 8 de febrero pasado un nuevo récord sudamericano y argentino en 1.500 metros llanos bajo techo y, además, se clasificó al mundial de Belgrado, Serbia, del mes próximo al lograr la marca mínima exigida por la World Athletics en la séptima edición del Meeting Internacional de Cataluña, en su segunda presentación del año en España.

Bruno, oriundo de Concordia y de 28 años, quebró, al quedar sexto en la prueba que ganó el etíope Tadesse Lem, con un marca de 3m38s03/100, su récord sudamericano y nacional que logró el miércoles 2 de febrero en el Gran Premio Internacional de Atletismo “Ciudad de Valencia 2022”, cuando ganó la medalla de plata con 3m39s09/100, en su primera presentación del año en España.

Además, Bruno se clasificó al Mundial de Belgrado (indoor) del 18 al 20 de marzo al bajar la marca mínima exigida por la Federación Internacional de Atletismo de 3m39s00 y así competirá en su segundo torneo ecuménico bajo techo después de Birmingham, Inglaterra, 2018, en el que disputó los 3.000 metros.

“Será mi segunda experiencia en un mundial indoor. Estoy super contento porque clasificar logrando la mínima que pidió la World Atletics fue bastante exigente ya que bajó las marcas mínimas en indoor. Antiguamente eran 3,39, 50 y ahora 3m39, 00”, aseveró.

Fue una de mis mejores carreras. Me da mucha ilusión y margen para encarar el verano europeo en mayo, junio y julio mucho más positivo y con expectativas grandes”, dijo en otro tramo de su charla con Télam..

Arrancar con 3m38s en indoor me da mucha ilusión de que el verano va a ser muy bueno. Estas dos competencias me indican que estoy en un estado de forma bueno. Que vengo trabajando bien y que estoy siendo sólido en la prueba de 1500″, destacó.

Y agregó: “el año pasado ya lo demostré. Me mantuve desde principio de año hasta junio sin bajar el nivel. Corrí esos meses sin bajar el nivel y eso es muy bueno porque al deportista siempre le cuesta mantener el estado de forma. Y el año pasado pude lograrlo Y este año va a ser igual”, manifestó.

Relacionado

Suscríbete

Recibe las novedades en tu mail al instante. Cuando hagas clic en SUSCRIBIR revisa tu correo electrónico para confirmar tu suscripción. Revísalo y confirma tu suscripción.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 595 suscriptores