Evaristo Pedro Molina Un Hincha Del Atletismo

Evaristo-Pedro-Molina-Un-Hincha-Del-Atletismo

Falleció ayer un “hincha del atletismo” , Evaristo Pedro Molina, en Adrogué, donde vivió toda su vida. Apareció silenciosamente hace varios años en los campeonatos nacionales, también en las copas y en los Grand Prix Sudamericanos, también estuvo en varias competencias fuera del país, en San Pablo, en Iquique, en Río (en los Juegos de 2016) y se fue transformando en una figura que siempre estaba en los grandes eventos del atletismo.

Le agradaba charlar y estar junto a los atletas, consultaba amablemente a los jueces, técnicos y dirigentes. Ayudo silenciosamente a diversos emprendimientos atléticos.

Se fue transformando en un silencioso protagonista de los grandes acontecimientos atléticos, un verdadero y ejemplar “hincha del atletismo”.

Era prudente, educado, transmitía bondad y generosidad en todos lados. Supo trasladar a German Chiaraviglio y sus garrochas al aeropuerto de Ezeiza, en un gesto más de su bondad y deseo de estar junto a los atletas.

Incansable seguidor de todos los grandes atletas de las últimas dos décadas. Muchos no sabían quién era y como se llamaba, pero sin dudas que todos recordaran su figura de “gordo bueno” y su imagen de hincha ejemplar.

Relacionado