Emotivo reencuentro de los campeones del primer Sudamericano menor

Hace exactamente medio siglo, en el estadio YPF de Comodoro Rivadavia, se realizó el primer Campeonato Sudamericano de Menores (categoría que en aquella época era u17). Fue un verdadero hito, impulsado por aquella generación de emprendedores de nuestro deporte como Eduardo Bernal y su equipo de la federación chubutense. Don Eduardo, hoy a sus juveniles 100 años, mantiene todo su entusiasmo por nuestro deporte y  -en oportunidad del reencuentro de los atletas argentinos que protagonizaron aquella gesta- envió un mensaje especial desde Comodoro.

            Por iniciativa de algunos de los integrantes de nuestra Selección, que a lo largo de este medio siglo han mantenido viva su pasión por el atletismo, por los colores argentinos y la amistad, como Javier Brashich y Rita Femia, se promovió un reencuentro que tuvo lugar este sábado 25 de noviembre en San Isidro. Allí se revivieron los grandes momentos que el atletismo argentino disfrutó en aquella primavera del 73.

            El Sudamericano de Menores tuvo, desde entonces, gran relevancia para la difusión y el desarrollo del atletismo en nuestro país. Y en toda la región, donde constituye el “semillero” para las distintas generaciones de campeones

La Selección Argentina encabezó el medallero y el puntaje general de aquella primera edición. Y los títulos fueron obtenidos por Brashich en los 200 metros, el entrerriano Aníbal Lanz en 400, Juan Andrés Holman en 1.500, el vallista cordobés Guillermo Assandri en 110 y 300 metros con vallas, Angel Ramón Garmendia en lanzamiento de jabalina, Rita Femia en 400 metros, Mónica Rodríguez en salto en alto, Yvonne Neddermann en salto en largo y los relevos 4×400 de varones, 4×100 y 4×400 de damas.

            Entre los visitantes se destacaron el uruguayo Fernando Ruocco (quien luego sería el primero de su país en pasar los 5.00 m en garrocha), el brasileño Armando de Zorzi (campeón en bala y martillo) y la velocista peruana Carmela Bolívar. También participó el velocista brasileño Katsuiko Nakaia (4° en 100 y 200, campeón con el relevo corto) quien luego –en mayores- sería una destacada figura del sprint sudamericano y, más aún, uno de los más prestigiosos entrenadores de velocidad a nivel mundial, actualmente colaborando con los equipos técnicos argentinos.

El equipo nacional había surgido tras un Campeonato Nacional de muy buen nivel técnico en el Liceo Militar General Belgrano, en Santa Fe, tres semanas antes. El Sudamericano se realizó entre el 2 y 4 de noviembre de 1973 y, desde entonces, constituye una cita obligada del calendario de la región, ya lleva 26 ediciones, la última de ellas en Sao Paulo 2022.

Un video alusivo al evento, medallas y láminas recordatorias, la recuperación de la documentación de la época y, fundamentalmente, el reencuentro por la amistad y los valores del deporte fueron el marco de esta convocatoria.