Emoción en el reencuentro con un grande: Andrés Calonje

Uno de los más grandes velocistas del historial del atletismo argentino, Andrés Roberto Calonje, recibió un merecido homenaje en el marco del torneo que lleva su nombre, este viernes 9 de junio por el Grand Prix Sudamericano. Fue en la pista del CEF 3, en Concepción del Uruguay, donde Calonje -quien vive en La Plata- estuvo junto a su familia y percibió el afecto y la admiración de nuestra comunidad atlética. Fue también la oportunidad para que la nueva generación de velocistas argentinos que se viene mostrando en los primeros planos de la región conociera a quien marcara los rumbos de la especialidad medio siglo atrás.

(En la imagen, Calonje y su familia junto al actual recordman de los 100 metros y campeón de los Juegos Odesur, Franco Florio).

Calonje fue recibido por los directivos locales, de la CADA (Daniel Sotto, profesor Juan Alberto Scarpin) y del deporte nacional (Daniel Díaz).

Nacido hace 78 años en La Plata, representó a la Argentina en los Juegos Olímpicos de México en 1968 y Munich en 1972. En México su performance fue memorable, llegando a los cuartos de final de los 100 y 200 metros llanos, y compitiendo allí junto a los históricos del atletismo mundial como Jim Hines y John Carlos en distintas eliminatorias. Entre aquellos Juegos y las competencias preolímpicas, Calonje fijó los récords argentinos de 100, 200 y 400 metros llanos, que tuvieron larga vigencia (los dos primeros recién fueron mejorados por Carlos Gats en la década del 90). Calonje fue un puntal de los seleccionados argentinos en las competencias sudamericanas de la década del 60, desde su aparición en el Juvenil del 64 en Santiago de Chile donde conquistó cuatro medallas doradas: 200 y 400 llanos, y ambos relevos. En el Campeonato Sudamericano de Quito, en 1969, logró el bronce de 100 y 200, pero también fue medalla de oro en los 400 llanos con 46.9, siendo hasta hoy el último velocista argentino que ganó un título en estos Campeonatos.

Representó a Universitario de La Plata y al Club Atlético Independiente, y también tuvo destacada participación en los Juegos Panamericanos (Winnipeg 1967), en distintos matches de la Selección Argentina y en los Campeonatos Nacionales.

Emoción en el reencuentro con un grande: Andrés Calonje