El juvenil Tomás Vega aportó una nueva medalla

Informe: Fernando Díaz Sánchez/jefe de equipo

La actuación del juvenil bonaerense Tomás Vega en los 3.000 metros con obstáculos le permitió al equipo argentino cerrar con seis medallas (una dorada y cinco de bronce) su participación en el primer Panamericano u23, que culminó este sábado 4 de diciembre en el estadio Pascual Guerrero en Cali (Colombia). En esta prueba tuvo que abandonar el argentino y campeón sudamericano Daylan van der Hock, pero Vega consiguió pelear su puesto en el podio y terminó en 9m.05s.61, valiosa marca considerando los mil metros de la altitud caleña. La medalla de oro fue para el peruano Julo Palmino con 8m56s.56, en ajustado final con el mexicano César Gómez (8m56s.65).

Este Panamericano tuvo la sensacional actuación de Ecuador, que totalizó 9 medallas de oro, al igual que Cuba, y a sólo una de Brasil, es decir, dos potencias atléticas del continente. El último título ecuatoriano llegó a través del vallista Marcos Herrera con 13s.94 en los 110m, aventajando por una centésima al juvenil colombiano Jhon Edward Paredes. Allí el argentino Julián Berca fue 8° con 14s.88.

En otras de las actuaciones argentinas del último día -además del ya mencionado cuarto puesto de Pablo Zaffaroni con su mejor marca de temporada en salto con garrocha de 5,10 m- estuvieron el quinto puesto de Clara Baiocchi en los 3.000 metros con obstáculos (11m04s33), mientras que Estanislao Mendivil terminó 6° en los 800 metros llanos con 1m51s46, una prueba en la que el venezolano Ryan López (1m49s30) consiguió doblegar a la dupla de favoritos brasileños.

Y en lanzamiento del disco, Nazareno Sasia terminó 5° con 55.69 m. El gran atleta entrerriano venía de obtener el título para la Argentina en su especialidad de lanzamiento de bala, al superar por primera vez los 20 metros (20.08) y fijar el récord u23. La competencia de disco favoreció al chileno Lucas Nervi, actual campeón sudamericano, con 61.08m.

 

Relacionado