El adiós, y el recuerdo de su récord u18

Por RUBEN AGUILERA

Es difícil hacerse a la idea que Braian Ezequiel Toledo ya es sólo un recuerdo. Que su figura imponente no estará más en un escenario atlético. Que aquél gran proyecto de atleta que conocimos compitiendo en Mar del Plata hace ya muchos años, no transitará por este mundo donde había nacido en Marcos Paz hace tan sólo 26 años un 8 de setiembre de 1993.
Los marplatenses lo conocimos muy bien. Su presencia en los torneos locales era cosa frecuente en los primeros años de la presente década. Su figura y la de su entrenador Gustavo Osorio eran familiares para todos. Siempre llegando con un puñado de jabalinas, su herramienta de trabajo, que además aseguraba que la prueba pudiera hacerse reglamentariamente, dado que los implementos de 700 grs, casi no existían por esos tiempos en las utilerías atléticas.
Aquí en Mar del Plata hizo su mejor marca con la jabalina de 600 gramos, el 25 de noviembre de 2009 con 81.40 m. logrados en las finales nacionales de los Juegos Evita. También la mejor con implemento de 700 grs el 6 de marzo de 2010 cuando con 89.34 m batió en el estadio “Justo Ernesto Román” el récord mundial de menores.
Junto a Jorge De la Canale y Leonardo Malgor tuve la suerte de verlo competir en el 2009 en aquel mundial de menores en Bressanone, en el tirol italiano, cuando obtuvo la medalla de bronce con 73.33 m, su primera gran actuación internacional en las grandes ligas que se habían tibiamente anunciado un año antes al ser tercero en el sudamericano de menores en Lima.
En ese 2009 .fue plata en el Sudamericano Juvenil de San Pablo y medallista de oro en el Panamericano Junior efectuado en Puerto España..
El 22 de agosto de 2010 se consagró campeón de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollaron en Singapur al arrojar 81.78 . Un buen año donde además fue campeón sudamericano de menores en Santiago de Chile.
Al año siguiente sumó a su palmarés el bronce de los Juegos Panamericanos de Guadalajara y las medallas de oro en el sudamericano juvenil de Medellín y del Panamericano Junior en Miramar (USA).
En el 2012 triunfó en el Campeonato Iberoamericano de Barquisimeto, y en el sudamericano sub 23 de San Pablo, Fue asimismo subcampeón mundial Junior en Barcelona donde solamente lo superó el luego campeón olímpico Keshorn Walcott y participó en los Juegos Olímpicos de Londres ganados por el triniteño.
En el 2013 fue medallista de bronce en el Sudamericano de mayores en Cartagena de Indias y en el 2014 ganó en Montevideo el sudamericano sub 23. Ya en este año y los siguientes tuvo algunos problemas con lesiones que lo perjudicaron en los mejores momentos. En algunas competiciones directamente no pudo concurrir y en otras actuó en inferioridad.
En el 2015 fue plata en el sudamericano de Lima, cuarto en los Panamericanos de Toronto y finalista en el Mundiales de Beijing, décimo, siendo el primer sudamericano en lograr tal actuación en esta disciplina. Esa vez el 24 de agosto lanzó 83.32 con el implemento de 800 grs marca que es el actual récord nacional de esta disciplina.
Un año después fue décimo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro otra de sus grandes actuaciones en el marco de los principales certámenes internacionales.
En el 2017 se impuso en el sudamericano de Asunción del Paraguay, su último triunfo participando en el mundial de Londres donde no pasó de la clasificación. En el 2018 obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Odesur efectuados en Cochabamba. En los últimos años vivía en Finlandia país donde la Jabalina es el deporte nacional.
La fría estadística dirá también que fue campeón nacional de Menores (2008, 2009 y 2010), de juveniles 2011 y 2012, de Sub 23 (2013, 2014 y 2015) y de mayores en 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015 lo que no dirá de su absurda muerte en una ruta piloteando una moto, volando por los aires para llegar a un final que nos duele profundamente.
Adiós amigo del deporte. Fuiste un gran atleta, un muy buen hijo y una excelente persona. Descansa en paz.

Relacionado