El 1-2 de Borelli y Ocampo para otro suceso argentino en los Odesur

En la mañana calurosa y húmeda de este viernes 14 de octubre, en la pista sintética de Asunción, Florencia Borelli y Daiana Ocampo continuaron con la gran producción del atletismo argentino en los XII Juegos Odesur. Y, a la vez, le agregaron más halagos a las formidables campañas que ambas vienen desarrollando a lo largo de este 2022. Como ya sucediera en las pruebas de medio maratón del Iberoamericano de Alicante -en mayo en Torrevieja- y en el 21k de Buenos Aires/Campeonato Sudamericano en agosto, Borelli y Ocampo fijaron el 1-2 argentino y la superioridad de nuestras fondistas. Ahora lo hicieron sobre 10 mil metros llanos, para darle -en el caso de Flor- el sexto triunfo al equipo argentino en estos Juegos, en una producción que ya viene siendo histórica. Y que, en cualquier análisis, constituye una de las mejores performances colectivas del atletismo nacional en varias décadas.

Borelli tuvo un formidable remate en la última vuelta, que cubrió sobre 1m7s, y venció ahora con 33m.43s.37 y Daiana, poseedora de la plusmarca nacional, se llevó la medalla de plata con 33m.46s.47. Detrás llegaron calificadas rivales como la peruana y campeona iberoamericana 2019, Luz Mery Rojas, con 33m.40s.44. Y su compatriota y destacada maratonista Jovana de la Cruz fue cuarta con 34m17s05, un puesto por delante de la venezolana -campeona sudamericana vigente- Edymar Brea, quien marcó 34m.27s.44. En los recientes Bolivarianos de Valledupar, de la Cruz había ganado delante de Brea y, además, la peruana tiene un antecedente de 32m46s10 en eta temporada.

El triunfo de Borelli -quien corría su primer 10 mil en pista, este año- se suma al doblete de Federico Bruno en mediofondo (1.500/5.000) y a las consagraciones de Fedra Lua (1.500) y, entre los varones, los velocistas Franco Florio en los 100 metros llanos y Elián Larregina en 400.

También para Borelli representa otra joya de una temporada excepcional, que incluyó sus récords nacionales de 3.000 y 5.000 metros llanos, y del medio maratón, donde -junto a Ocampo- se convirtieron en las primeras sudamericanas en quebrar la «barrera» de la hora y 10 minutos.

En esta jornada matutina del viernes también participó el mejor marchista argentino del historial, Juan Manuel Cano, logrando el 4° puesto en los 35 kilómetros con 2h.39m56s. Allí se impuso una figura de jerarquía mundial como el brasileño Caio Oliveira de Sena Bonfim con 2h.34m.17s, seguido por el peruano César Rodríguez con 2h.35m.20s y el colombiano Diego Pinzón con 2h.35m.27s. La marca de Cano constituye el nuevo primado nacional, mejorando los 2h41m37s que había conseguido a principios de temporada (30 de enero en Lepe, España).

 

 

Relacionado