Cadetes destacados en la jornada marplatense

Por Alejandro Maldonado /Fed.Marplatense

Este sábado 17 de septiembre se disputó en el estadio “Justo Ernesto Román” un nuevo torneo atlético donde los atletas Bruno Mena y Lucas Amosso, ambos de la categoría U16, sobresalieron con sus actuaciones en el Salto en Alto y en los 600 metros.

El certamen organizado por la Federación Marplatense de Atletismo y fiscalizado por la Asociación de Jueces y Auxiliares de Mar del Plata, contó con un buen marco de atletas y de público, tanto de la ciudad como de la zona, una sana costumbre que se repite cada fin de semana en el que hay actividad atlética en el solado sintético marplatense.

En esta oportunidad las mejores producciones vinieron desde una de las categorías formativas, la U16 o también denominada cadetes, donde los desempeños del representante del Fénix Atlético, Bruno Mena, y del Malgor Pista y Campo, Lucas Amosso, se llevaron todos los flashes.

Por el lado de Mena, acaparó la atracción de todos los presentes en el final de la jornada con su producción en el Salto en Alto, donde se alzó con el triunfo al superar la varilla en su segundo intento en 1 metro 76 centímetros, que se transforman en su mejor marca personal al mejorar los 1.70m realizados el pasado 10 de julio en el mismo estadio atlético. El podio lo completaron sus compañeros de equipo Benicio Mazzuchi y Franco Marcial, con 1.60 y 1.25, respectivamente.

De esta manera, Mena, paso a dominar la estadística provincial 2022 entre los cadetes, además de ubicarse en el segundo lugar entre los menores, el cuarto entre los juveniles y en el sexto a nivel absoluto y U23, de la misma tabla bonaerense de la temporada. Mientras que, Mazzuchi logró ascender al octavo lugar de dicho ranking entre los U16.

En tanto, Amosso protagonizó en los 600 metros un vibrante mano a mano con Nicolás Agun del JM Corredores, dirimiéndose el pleito a favor del pupilo de Leonardo Malgor casi sobre la línea de meta al cruzar este en 1:33.07 contra los 1:33.12 del alumno de Ezequiel Monín, quedando en tercer lugar otro representante del Malgor Pista y Campo, Julián Cantarella con 1:34.40.

De esta manera, Amosso y Agun, trepan al primer y segundo lugar del ranking provincial del año en la distancia, que era liderado por el pinamarense Salvador Lucero con 1:33.18 desde el 29 de mayo.

Entre las mujeres, el podio fue todo del JM Corredores, de la mano de Valentina Silva, ganadora con 1:54.67, escoltada por Agostina Cinelli (1:55.31) y Agustina Amaya (1:55.98).

Otro interesante duelo se vivió en los 800 metros de los varones, donde Franco Peidon, reciente campeón nacional U23 en la distancia en Posadas, hizo valer su experiencia, es clase 2000, sobre la juventud de Manuel Rojas Landaburu, es clase 2005, al parar los relojes en 1:57.72 contra los 1:58.20 de su escolta. Ocupando el tercer escalón del podio Gabriel Corda con 2:06.84, que de a poco tras un tiempo alejado de las pistas va reencontrándose con su mejor versión que le permitieron participar en los 2000m con obstáculos en el Campeonato Mundial de Menores en Lile, Francia del 2011.

Para Rojas Landaburu, que viene de ser sexto en los 1500m en el Campeonato Sudamericano de Menores, este crono se transforma en su mejor registro personal en la distancia, corriendo por primera vez por debajo de la barrera de los dos minutos, ubicándose en el tercer lugar de la tabla bonaerense de la temporada entre los U18, cuarto entre los U20, quinto en la divisional U23 y noveno entre los mayores.

En la misma prueba, pero entre las mujeres, la balcarceña Shalom Lescano, se llevó la victoria con autoridad al cruzar la meta en 2:29.63, seguida por Paula Salinas (JMC) y la oriunda de Gral. Alvarado, Angela Rojas, con 2:59.14 y 3:07.63, respectivamente.

En el Salto en Alto de las mujeres U18, la azuleña, que semanas atrás se consagrara campeona argentina U23 en dicho concurso, Nayla López, se adjudicó el triunfo al rebasar el listón en 1.60 metros, que también son su mejor actuación histórica.

Y, como se ha vuelto una costumbre en este 2022, hubo pruebas para que los más chiquitos, niños y niñas, entre los 5 y los 11 años, vayan teniendo los primeros estímulos con la competencia atlética que desataron los aplausos más estruendosos por parte de las familias que los acompañaron.

Relacionado