Arenas, otra medalla colombiana, ahora en marcha

Women Walk k arenas

Bajo las tórridas condiciones en Sapporo -este viernes 5 de agosto a la madrugada según el horario sudamericano, plena tarde con más de 30°C en Japón- la colombiana Sandra Lorena Arenas le brindó la segunda medalla de plata de estos Juegos al atletismo de su país, y la quinta para Sudamérica al obtener el subcampeonato olímpico de la marcha femenina de 20 km. con 1h29m37s.

Así, Sudamérica se encamina a uno de sus mejores performances colectivas en los Juegos. Cuenta con la medalla de oro de la venezolana Yulimar Rojas, incluyendo su récord mundial en el salto triple con 15,67 m., además de las medallas de plata de Arenas y su compatriota Anthony Zambrano en 400 metros, y las medallas de bronce de los brasileños Alison Brendom Alves dos Santos en 400 vallas y Thiago Braz da Silva en garrocha. También, el formidable cuarto puesto del lanzador de bala Darlan Romani.

(Argentina tendrá participación en las carreras de maratón con Marcela Gómez -este viernes desde las 18, hora de nuestro país- y Joaquín Arbe y Eulalio Muñoz, mañana a a misma hora, todos desde Sapporo).

Arenas escoltó a Antonella Palmisano (1h29m12s), quien continuó estos «Juegos mágicos» para el atletismo de Italia, que ya tiene cuatro medallas de oro. El bronce fue para la china Hong Liu con 1h29m57s.

Arenas se convierte así en la primera marchista sudamericana de la historia en obtener una medalla olímpica en prueba femenina. En hombres, el ecuatoriano Jefferson Pérez ya fue campeón en 1996.

Lo de la atleta antioqueña constituye un hito para el atletismo de la región y para su especialidad. El atletismo colombiano disfruta ahora, en el historial olímpico, de los títulos (y una medalla de plata) de la triplista Caterine Ibargüen, la medalla de plata que acaba de lograr Anthony Zambrano en los 400 llanos y el bronce de la gran Ximena Restrepo, actual vicepresidenta de W.A., en los 400 llanos de Barcelona 92. Arenas se suma a este notable historial.

Para Sandra Arenas, de 28 años y campeona panamericana, esta era su tercera participación olímpicas, habiendo quedado 31a. en Londres 2012 y 32a. en Rio 2016. «Siempre pensé que podría lograr una medalla olímpica», aseguró en la llegada.

La italiana Palmisano festejó sus 30 años que cumplía este 6 de agosto con la corona olímpica y, aunque es una de las marchistas habituales del circuito, no tenía antecedentes de medalla en las grandes competiciones. «La medalla de Massimo entre los hombres me dio una fuerza extra», comentó en referencia a la victoria que, pocas horas antes, logró su compatriota Stano en la misma distancia para sorpresa de todos. «Ambos venimos de pueblos chicos del sur de Italia y queríamos hacer algo grande».

La brasileña Erica Rocha de Sena era, hasta ahora, la sudamericana con mejor performance olímpica en la marcha femenina, con su 7° lugar en Rio 2016. Esta vez volvió a pelear bien adelante y, a sus 36 años, la oriundo de Pernambuco -a quien entrena su esposo, el ecuatoriano Luis Chocho- sabía que estaba con su chance mayor. Dentro de las duras condiciones climáticas (se largó con 34° C en el Parque Odori de Sapporo), Erica marcó el rumbo de la prueba en los primeros kilómetros con 4m50s en el 1 y 9m25s en el segundo. A partir de allí, el pelotón de punta fue indicado por el trío de marchistas chinas que, por sus antecedentes, quería copar los tres primeros lugares. Se mantuvieron como las marchistas que indicaban el rumbo hasta promediar la prueba (paso en 45m57s), llegando a esa situación en un grupo de once atletas que incluía a una expectante Palmisano, Arenas y Erica. A partir del kilómetro 12, ese gurpo se fue reduciendo. Pero el gran cambio lo produjo la italiana en el 17, cuando comenzó a alejarse. Sólo la china Yang -luego penalizada- Arenas y Erica pudieron seguirla.

Palmisano fue estirando ventajas (6 segundos sobre Arenas al pasar en 1h21m00s el kilómetro 18s) con Erica tercera. Y la brasileña, quien ya palpitaba una medalla, vivió una situación dramática. A falta de 200 metros la sancionaron con su tercera tarjeta, obligándola a ingresar 2 minutos a «boxes». Adiós a toda posibilidad de medalla, aunque con gran espíritu deportivo retornó al circuito y terminó en el 11° puesto.

Palmisano se proyectó al triunfo y Arenas la escoltó, con la china Hong Lu en el tercer lugar del podio.

La ecuatoriana Paola Pérez también pudo terminar en el top 10 con 1h31m26s para el noveno puesto. En cambio su compatriota y recordwoman sudamericana Glenda Morejón, que aspiraba también a pelear en los lugares de avanzada, abandonó luego del kilómetro 10. Las otras representantes sudamericanas terminaron así:

11a. Erica Rocha de Sena (Brasil) 1h31m39s, 24a. María Luz Andia (Perú) 1h35m25s, 25a. Sandra Viviana Galvis (Colombia) 1h35m36s, 28a. Karla Jaramillo (Ecuador) 1h36m32s, 36a. Leydi Jossy Guerra (Perú) 1h38m10s y 48a. Angela Castro (Bolivia) 1h42m25s.

En total, 53 atletas completaron el recorrido y cinco abandonaron, incluyendo a la peruana Kimberley García y la citada Glenda Morejón.

Relacionado

Suscríbete

Recibe las novedades en tu mail al instante. Cuando hagas clic en SUSCRIBIR revisa tu correo electrónico para confirmar tu suscripción. Revísalo y confirma tu suscripción.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 613 suscriptores