TOLEDO FINALISTA Y CON RECORD, CHIARAVIGLIO 9°

Por primera vez en el historial de los Campeonatos Mundiales de Atletismo -cuya 15a. edición se está disputando en el Estadio Nacional (Nido de Pájaro) de Beijing- la Argentina consigue tener tres valores en las pruebas decisivas. A las clasificaciones de Germán Chiaraviglio y Germán Lauro, se unió -en la jornada nocturna de este lunes 24 de agosto- la magnífica actuación de Braian Toledo, cuyo disparo de 83,32 metros en lanzamiento de jabalina representa el nuevo récord nacional absoluto y sudamericano sub-23, garantizándole un sitio entre los doce finalistas del próximo miércoles.

Lauro ya había cerrado su participación en bala, donde llegó a la final por segundo Mundial consecutivo.

Y este lunes también fue el turno de Chiaraviglio, probándose por primera vez entre los grandes del mundo del salto con garrocha. Atravesó los 5.50 y los 5.65 en segundo intento. Pero de allí, la varilla pasó directo a los 5.80 que fueron infranqueables para la mayoría (Germán tiene 5.75 como mejor antecedente). De este modo, Chiaraviglio terminó en el noveno puesto, mientras sólo los seis de la elite que pasaron los 5.80 se metieron en la pelea por las medallas. Estas se resolvieron diez centímetros más arriba.

El francés, campeón olímpico y recordman mundial Renaud Lavillenie -quien había ingresado directamente en los 5.80- no pudo con los 5.90, como tampoco pudieron hacerlo los polacos Pavel Wojciechowski y Piotr Lisek (todos quedaron terceros) ni el francés Kevin Menaldó. Entonces, fue un mano a mano entre el canadiense y campeón panamericano Shawnice Barber -que venía atravesando todas las alturas, inclusive los 5.90, en primer intento- y el defensor del título, el alemán Ralf Holzdeppe. Este consiguió mantenerse en la lucha con Barber al pasar los 5.90 en su última tentativa. Se fueron directamente a los 6 metros, insuperables para ambos (aún cuando el alemán estuvo cerca en su salto final). De este modo, Barber -oriundo de Las Cruces, Nuevo México- se convierte en la sensación de la temporada en esta prueba y en el flamante campeón del mundo, un título que se le sigue negando a Lavillenie.

Toledo participó en el grupo A de la clasificación de jabalina, donde la marca de corte se había fijado en los 83 metros (finalmente se accedió a la final de los doce mejores con 80.65).

Y en su disparo inicial, Toledo alcanzó los 83.32 metros, que batieron su plusmarca nacional absoluta y sudamericana sub-23 (82.90 el pasado 29 de marzo en Buenos Aires). “Estoy muy feliz, esto es lo que necesito, competir con los grandes” afirmó el oriundo de Marcos Paz, quien en esta temporada se viene recuperando de las lesiones que le tuvieron largo tiempo marginado y complicaron su ascenso.

El mismo grupo clasificatorio fue encabezado por el japonés Ryohei Arai con 84.66, delante del argentino, quien no necesitó realizar los dos tiros siguientes.

En dicho grupo se marcharon eliminados el ruso Dmitri Tarabini (bronce en Moscú 2013, ahora con 77.48) y el campeón olímpico Keshorn Walcott, de Trinidad Tobago (76.83). Walcott, el clásico rival de Braian desde la época de juveniles, venía de obtener el oro panamericano y de alcanzar marcas por arriba de los 90 metros hace pocos meses (90.16), pero también arrastra una lesión en el hombro que le complicó en las últimas semanas.

El grupo B fue encabezado por el alemán Andrea Hofmann con 86.14 y segundo se colocó el keniata Julius Yego con 84.46. Yego, campeón de la Commonwealth, es el número 1 del ránking mundial 2015 con sus 91.39 logrados en Inglaterra y aspira a convertirse en el primer keniata en la historia en demostrar que los talentos atléticos de su país no sólo se dan en las carreras de medio y largo aliento.

Aquellos serán los rivales de Braian en la final del miércoles, junto a nombres que habitualmente dominan la especialidad como el checo Vietzslav Vesely (83.63 en la qualy, 88.18 en la temporada) y los siempre vigentes fineses, provenientes del país de mayor tradición en esta prueba: se clasificaron finalistas Tero Pitkämäki (83.43 en esta jornada, 89.09 en la tmeporada) y Ruuskaken (marcó 82.20 en el grupo de Braian y tiene 88.98 hace pocas semanas).

Lo importante es que Toledo ya se está afirmando por arriba de los 80 metros en sus primeras competiciones en alto nivel -venía de marcar 81.13 en Finlandia hace dos semanas- y es el primer argentino del historial  que accede a una final Mundial del lanzamiento de jabalina. EL único argentino que había competido anteriormente en esta especialidad fue su predecesor en la tabla de récors, Pablo Pietrobelli, quien estuvo en la qualy de Osaka 2007 con 74.81 m..

La marca lograda por Toledo en esta clasificación de Beijing lo afianza en le tercer sitio de la lista sudamericana de todos los tiempos, que encabeza el paraguayo Edgar Baumann (84.70 en 1999), seguido por el brasileño Julio César Miranda de Oliveira (83.67 el pasado 11 de julio, y que hoy se quedó fuera de la final cn sus 79.81 en el grupo B).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.