Chiaraviglio: “Es un orgullo estar en el top 10”

Por Sebastián Blanco – Diario La Razón

Las lesiones y las operaciones pertenecen al pasado. Esos momentos de inactividad quedaron en el tiempo. Lejos de tirar la toalla, Germán Chiaraviglio sigue saltando más alto y con más fe que nunca. Viene de romper el récord argentino de salto con garrocha (5,75 metros) en julio, cuando se quedó con la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto. Y ahora en Beijing confirmó que está mejor que nunca: finalizó noveno en su primera final en un Campeonato Mundial de Atletismo, con un registro de 5,65 metros. El santafesino no logró superar la barrera de los 5,80, por lo que se le escaparon las posibilidades de pelear un lugar en el podio. Pero él se fue más que conforme: “Quedé noveno entre los diez mejores del mundo. Es un orgullo pensando que hace dos años vi el Mundial por televisión”.

Chiaraviglio, que el sábado había obtenido el pase, sorteó con éxito los 5,50 metros en el segundo intento y luego repitió con la marca de 5,65. Pero no pudo pasar los 5,80, esfumando así todo tipo de sueño de entrar en el top 3. Sin embargo, el argentino reafirmó el gran momento que atraviesa y con este noveno lugar coronó una gran actuación en el Nido de Pájaro. “Fue más difícil la cuestión física que la emocional porque no estoy acostumbrado a saltar dos días seguidos. Me sentí, dentro de todo, más nervioso en la clasificación. En la final sentía que gran parte de mi objetivo estaba cumplido”, afirmó Germán.

Sobre su desempeño en su primera final mundialista, Chiaraviglio se mostró satisfecho: “Me fue muy bien. La verdad, estoy muy feliz de saltar 5,65, que es una altura importante para mí”. Y añadió: “Me esperaba algo así porque saltar 5,80 hubiera sido un placer pero a la vez hubiese sido mejorar el récord nacional y la marca de toda mi carrera”. Además, remarcó que en la final se sintió “con confianza y seguridad”, algo que no le pasaba “hace muchos años”.

Lejos quedó del canadiense Shawnacy Barber, que se impuso con una altura de 5,90 metros, la misma que el alemán Raphael Holzdeppe aunque con una menor cantidad de nulos. Igualmente, de nada se lamenta el excampeón de Menores y Juniors, que ventiló estar “contento de formar parte de este grupo, en el que están los mejores saltadores del mundo”.

El atleta de 28 años piensa a futuro. Ve más allá del horizonte y busca superarse día a día: “Me encantaría poder seguir mejorando. Estoy feliz de haberme recuperado de años de dolores y volver a este nivel, que es lo que soñé de chico”. En 2015, el garrochista no para de sumar sonrisas. Antes de la medalla de plata de los Panamericanos de Toronto, obtuvo el pasaje a los Juegos Olímpicos de Río de 2016 tras ganar el oro en el Sudamericano de Lima. “Este año es excelente para mí en cuanto a marcas y a los logros”, afirmó el oriundo de Santa Fe, que ya piensa en los Juegos Olímpicos del año que viene. “Ojalá para Río pueda estar en este nivel y un poquito más si se puede”, expresó, con el calor de la arena de Copacabana bajo los pies.

Este lugar que acaba de conquistar entre los 10 mejores del planeta no es producto de la casualidad. Tras años de padecimientos, Chiaraviglio goza de su resurrección en el máximo nivel. El esfuerzo y la persistencia fueron las respuestas que halló cuando casi no había respuestas. Y ahora vuela bien alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.