FOTO: WAGNER CARMO/CBAT

Belén Casetta debuto en Río 2016

Para Jennifer Dahlgren son sus cuartos Juegos Olímpicos , estuvo consecutivamente desde Atenas 2004, para Belén Casetta los primeros, obviamente las sensaciones son diferentes para estas estas dos atletas argentinas. Jennifer compitió anoche, bien entrada la noche en el Estadio Olímpico de Engenao, donde se celebraron los Juegos Panamericanos y el pasado Iberoamericano de atletismo, donde Jennifer obtuvo la medalla de oro. Dahlgren compitió en la serie B donde ocupó la decimotercera ubicación con 63.03 metros y luego dos lanzamientos nulos, “las sensaciones que yo tuve en esos tiros fueron muy buenas, los sentí técnicamente bien, fueron nulos, pero no me quedaba otra que arriesgar, sabía que con lo que había conseguido este año no me alcanzaba para entrar en la final y por eso no me quedaba otra. Duele el resultado, pero no me voy con los sentimientos de otros Juegos, ahora siento que me jugué y los disfruté”, dijo la capitalina.
Belén Casetta en la mañana de hoy hizo su debut olímpico, fue la última de los 13 atletas argentinos en Río 2016 en clasificar y lo hizo en este estadio, también sobre el mediodía cuando ganó los 3000 con obstáculos con una marca de 9.42.93 que le dieron el pasaje a los Juegos Olímpicos .
En la serie 3 de los Juegos Olímpicos Belén Casetta finalizó en la decimosexta posición de su serie eliminatoria con un tiempo de 9.51.85.
Casetta también se jugó a arriesgar, le siguió el ritmo a las líderes, pero en los 800 metros finales comenzó a ceder y quedó relegada al fondo del pelotón.
“Estoy muy contenta de haber logrado lo que logré. Es mi segundo registro personal. Contenta de haber hecho mi debut en unos Juegos Olímpicos, el lugar donde puedo participar con las mejores del mundo y donde está el mejor nivel”, expresó Casetta.
La marplatense recalcó que no se puede “volver triste” y que, por el contrario, esta “contentísima de haber llegado a estos Juegos” y recordó: “De un Iberoamericano salte a un Juego, eso no se compara con nada”
“Durante la carrera salimos a correr fuerte. Los primeros mil y dos mil los hicimos rapidísimos a comparación de lo que había hecho en el Ibero. Cuando se empezó a ir el pelotón fue muy duro, porque es cuestión de mantener el ritmo fui perdiendo energía”.
Para Belén Casetta, esta constituyó su primer experiencia olímpica, quizás hasta sin proponérselo pero como consecuencia de un trabajo que había demostrado en las últimas temporadas.
Dahlgren por su parte indicó “ le doy mucho valor al estar acá, fue el más luchado y el que más valoro, el que más difruté me sentí conectada con la técnica y el martillo. Es la Villa que más me gustó, si bien siempre hay algo para comparar”.
En lo que representa explícitamente que en todo proceso hay recambio, y el atletismo no es la excepción, Dahlgren manifestó en zona mixta, “esta es la primera vez en cuatro ciclos olímpicos que no me comprometo a “otro ciclo olímpico”, ahora quiero vivir año a año, saber disfrutarlo, iniciar otros proyectos. Vivir el deporte desde otros puntos , como el poder trasmitirlo a través de los libros. Pierre de Coubertin dijo que el valor del deporte no es el resultado sino la lucha, si es por eso siento que entrené y la luché, pero me dolió el resultado porque no es lo que quería”.